L-V de 9h a 13h / 16h a 19h

volver al listado

Faq's

Producto

En Soffing vendemos sofás fabricados en España, con materiales de primera calidad, y pensados para ofrecerte el mejor descanso. Queremos que tengas la tranquilidad de que, sea cual sea el modelo que elijas, tendrás en casa un sofá de calidad. 

Además, para nosotros cada sofá es único, ya que fabricamos cada pieza bajo pedido, para que puedas personalizártelo como tú quieras.

El sofá está asociado a la idea de tranquilidad y relax... y nosotros queremos que tengas esa sensación incluso antes de haberlo comprado. Si es Soffing, es bueno.

Todos nuestros productos están fabricados en España y de forma individual. Cada pieza es única, por que se fabrica en base a lo que nos has pedido (tela o piel, color del hilo, patas, ...) Sólo introducimos en nuestra cartera de producto aquellos artículos que cumplen con unos estandares de calidad. Seguramente podriamos incluir artículos más económicos, pero estariamos restando calidad, y no es nuestra línea. Queremos que la relación calidad-precio sea la mejor, pero siempre en ese orden, primero calidad y luego precio. 

Sin duda alguna. En Soffing sabemos que comprar un sofá es una compra delicada que requiere conocer muy buen las características de lo que estamos comprando para saber si se adaptará a nuestras necesidades. Por ello, en Soffing tratamos de ofrecer al consumidor toda la información necesaria para que pueda decidirse por un sofá u otro. Sabemos que probar un sofá puede ayudarnos a decidirnos, pero también creemos que no es determinante a la hora de elegir entre un modelo u otro. Lo que sí es importante es conocer bien sus características, y para ello no es necesario sentarse durante 30 segundos para saber que es cómodo. Además en las tiendas tradicionales únicamente existe una pequeña muestra del amplio abanico de modelos y sistemas que hay en el mercado, de manera que si nos centramos únicamente en los que podemos ver y tocar estaremos dejando de considerar otras opciones que seguramente sean más adecuadas para nosotros.

La estructura de la piel se divide en 3 capas:

  • Epidermis: Esta capa desaparece cuando se curte la piel (es un 1% del grosor de la piel).
  • Dermis: Representa el 84 % del grosor de la piel y es de donde se sacan las diferentes pieles para tapicería. Esta dividida en “Capa de Flor” y “Capa Reticular”. De la “Capa de Flor” se saca la piel de mejor calidad, la que se conoce como “piel auténtica o genuina” (o como se suele ver en inglés, “genuine lether”). Más adelante veremos los diferentes tipos de pieles auténticas que existen, que es en definitiva lo que nos interesa en este artículo. De la “Capa Reticular” se obtienen subproductos de la piel que ofrecen una menor calidad y resistencia que las pieles auténticas pero que son igualmente agradables a la vista y al tacto.
  • Tejido subcutáneo: Representa el 15 % del grosor de la piel. De esta parte no se extraen pieles para tapicería.

Por lo tanto la parte que nos interesa es la Dermis, que es de donde se extraen las pieles que se utilizan para tapizar los sofás.

Tipos de piel

Antes de nada cabe decir que el tipo de piel viene definido, en primer lugar,por la calidad de la piel, es decir por la capa de la que procede la piel (capa de flor o capa reticular), y en segundo lugar por el acabado que se le confiere a la piel, el cual puede aplicarse indistintamente sobre cualquier piel. Es cierto que existen determinados acabados que son más aptos para pieles de menor calidad por la capacidad que tienen de disimular fallos.

En primer lugar veamos los diferentes tipos de piel auténtica que existen:

 

PIEL PLENA FLOR

Es la piel de mayor calidad pues procede de animales que han recibido en vida un trato delicado. Estás pieles pasan exhaustivos procesos de clasificación en los que se rechazan gran número de pieles por no ser aptas para este tipo de piel. Obviamente todo este proceso se refleja en el precio. Estas pieles son las de mayor naturalidad puesto que conservan todo el grano y poro de la piel del animal y se les aplica un menor tratamiento en el proceso de curtido, en contrapartida al ser tan naturales conservan todos los defectos naturales causados por el proceso vital del animal, que se respetan como sello de autenticidad. No se utiliza mucho en tapicería debido a que encarece enormemente el mueble, primero por el coste del material y segundo porque el consumo de pieles aumenta debido al efecto de salvar defectos naturales de la piel.

 

PIEL FLOR

Son pieles naturales de gran calidad sometidas a un ligero tratamiento para eliminar algunas de las imperfecciones superficiales naturales de la piel. A estas pieles se les iguala el grano, se les aplica un color pigmentado y un acabado a base de lacas que le confieren el tacto característico, y que protegen el material frente al exterior. Este tipo de piel es el más utilizado en tapicería, concretamente en la versión “piel flor espesorada”, que ofrece una piel mullida y esponjosa que da cuerpo y calidez al sofá. Dada la calidad de esta pieles, no es necesario aplicar un grano pequeño para disimular defectos superficiales por lo que suele aplicárseles un grano de 3 a 8 mm. Otra versión de esta piel, la cual transmite una sensación de calidad aún mayor que la espesorada, es la 'piel Savana'. Hay que destacar de este tipo de piel la suavidad de su tacto, que transmite una gran naturalidad. Es de un grosor un tanto inferior a la espesorada (de 0,9 a 1,1 mm.) pero mantiene igualmente todas las características de resistencia. Dentro de la categoría 'piel flor', suele ser de las de precio más elevado, dado que ofrece un tacto de mucha más calidad. Sin duda, tanto la espesorada como la savana, son de las mejores alternativas para tapizar un sofá, y de las más vendidas.

 

PIEL FLOR RECTIFICADA

Es un tipo de piel en el que no se aprecia el poro natural. Son pieles sometidas a complejos procesos de fabricación en los que se aplica a la capa exterior un fuerte tratamiento superficial (lijado) que consigue igualar la textura y elimina casi todas las imperfecciones naturales, manteniendo totalmente las características físicas y de resistencia. Este tipo de pieles son las “todoterreno” de las pieles por su acabado homogéneo (suele aplicárseles un grano pequeño, de 1 a 2 mm, para disimular defectos superficiales) y por su resistencia al desgaste diario. Esta piel es una buena alternativa para disfrutar de un sofá de piel auténtica a buen precio, sin embargo, no transmite la misma sensación de calidad que percibimos con la piel flor espesorada y la piel flor savana.

 

SERRAJE

Es un subproducto de la piel que se obtiene de la capa reticular de la piel. Está formado por fibras menos compactas, por lo que ofrece una resistencia un tanto inferior a cualquier piel auténtica. Para mejorar la resistencia del serraje se aplica un tratamiento superficial a base de produtos sintéticos. Por norma general, en la tapicería se utiliza serraje para las zonas que menos desgaste tienen, como pueden serlo la parte trasera, la base o los laterales de los brazos, y la piel auténtica de una calidad superior (piel plena flor, piel flor o piel flor rectificada) para las almohadas de asiento, respaldo y brazos, que son las que están en contacto directo con la persona que se sienta. En Soffing apostamos por esta práctica, ya que es una buena opción para tener un sofá 100% de piel sin pagar más de la cuenta. No olvidemos, que aunque el serraje es un producto de la parte inferior de la piel conserva la resistencia, belleza y tacto que sólo ofrece la piel.

 

Cosas que no recomendamos...

Últimamente se ha puesto de moda combinar piel y piel sintética para que el sofá parezca que está totalmente tapizado en piel. En Soffing no nos gusta está práctica ya que el comportamiento de la piel y de la piel sintética no es el mismo, de manera que al poco tiempo pueden aparecer diferentes tonalidades y desgastes entre partes tapizadas en piel y partes tapizadas en piel sintética. Por otro lado, combinar la piel sintética con piel auténtica resta, sin duda, calidad a la pieza y hace que nuestro sofá deje de ser un sofá tapizado 100% en piel genuina.

En nuestra web no ofrecemos ningún sofá tapizado en piel sintética, ni combinado en piel y piel sintética.

ECOPIEL

Producto fabricado con un 25 % de restos de piel mezclados, triturados y ligados con latex y/o algodón. A la vista y al tacto el acabado es muy similar a la piel, sin embargo la resistencia a la luz y al desgaste es muy inferior. Se utilizan en tapicería porque abarantan enormemente el precio y aparentan piel, pero sólo aparentan...

 

POLIPIEL O PIEL SINTÉTICA

Producto 100 % sintético que estéticamente aparenta piel pero que no ofrece ni de lejos propiedades similares a la piel. Su uso se ha extendido enormemente debido a lo económico que resulta tapizar un sofá con este material. Desde el punto de vista estético, el acabado es muy similar a la piel, pero desde el punto de vista práctico este material ofrece una baja resistencia al uso lo que provoca que se desgarre con facilidad. Este material puede ser adecuado para tapizar las zonas del sofá que no están en contacto con la persona que se sienta pero no es recomendable utilizarlo en zonas expuestas al roce como pueden serlo asientos, respaldos, cabezales o almohadas de brazo. Puede ser una buena opción cuando queremos combinar en nuestro sofá la base en piel y las almohadas en tela, pues estéticamente obtenemos el mismo resultado tapizando la base en piel sintética con un precio muy inferior.

Últimamente se ha puesto de moda combinar piel y piel sintética para que el sofá parezca que está totalmente tapizado en piel. En Soffing no nos gusta está práctica ya que el comportamiento de la piel y de la piel sintética no es el mismo, de manera que al poco tiempo pueden aparecer diferentes tonalidades y desgastes entre partes tapizadas en piel y partes tapizadas en piel sintética. Por otro lado, combinar la piel sintética con piel auténtica resta, sin duda, calidad a la pieza y hace que nuestro sofá deje de ser un sofá tapizado 100% en piel genuina.