Tipos de piel para sofás

Banner-piel-2015

Constantemente recibimos consultas acerca de qué tipo de piel es el más adecuado a la hora de comprar un sofá, y en concreto, cuál es la clasificación de este noble material en base a su calidad. Pues bien, en este artículo vamos a intentar resolver todas esas dudas que se nos pueden presentar cuando nos planteamos comprar un sofá de piel.

La estructura de la piel se divide en 3 capas:

  • Epidermis: Esta capa desaparece cuando se curte la piel (es un 1% del grosor de la piel).
  • Dermis: Representa el 84 % del grosor de la piel y es de donde se sacan las diferentes pieles para tapicería. Esta dividida en:
    • “Capa de Flor” se saca la piel de mejor calidad, la que se conoce como “piel auténtica o genuina” (o como se suele ver en inglés, “genuine lether”), 100 % natural. Más adelante veremos los diferentes tipos de pieles auténticas que existen, que es en definitiva lo que nos interesa en este artículo.
    • “Capa Reticular” se obtienen subproductos de la piel que ofrecen una menor calidad y resistencia que las pieles auténticas. De aquí se obtiene, por ejemplo el serraje.
  • Tejido subcutáneo: Representa el 15 % del grosor de la piel. De esta parte no se extraen pieles para tapicería.

“Manual de corte de piel”. Autor: Enrique Cabria del Olmo

Por tanto, de todo lo dicho hasta ahora nos quedamos con que las pieles que se utilizan en tapicería proceden todas de la DERMIS, que a su vez está dividida en dos partes, “Capa de Flor”  y la “Capa Reticular”.

TIPOS DE PIEL

El tipo de piel viene determinado por dos factores:

  • Capa de la que procede: Capa de Flor o Capa Reticular. Las pieles de la capa de Flor conservan al 100 % todas las cualidades de resistencia y suavidad, propias de este material. Las pieles procedentes de la capa reticular se componen de fibras menos compactas por lo que tienen una menor flexibilidad y resistencia y requieren de un mayor tratamiento.
  • Tratamiento que se le aplica a la capa superficial: Lijado, Estampado, Tintado, Lacas. La palabra “RECTIFICADA” significa que la piel ha sido tratada para:
    • Igualar las superficie de la piel, tanto en color como en textura, ya que dependiendo de la zona del animal y de la vida que haya llevado, la piel tendrá un aspecto u otro.
    • Darles un color.
    • Mejorar la resistencia al uso diario.

Que las pieles lleven tratamiento tiene su parte buena y mala. Buena porque, por un lado, con el tratamiento podemos obtener una piel homogénea que evita que el sofá tenga diferentes texturas y tonalidades, y por otro, mejoramos la resistencia al uso diario, ya que las pieles muy naturales (con poco tratamiento),a parte de ser más caras, suelen ser muy delicadas frente a rozaduras y enganchones. Por otro lado, el tratamiento es “malo” porque le resta naturalidad a la piel, es decir, a mayor tratamiento, menos suavidad, flexibilidad y transpiración tendrá la piel.

Ahora sí, veamos los diferentes tipos de piel natural que existen (acuérdate, si hablamos de pieles naturales estamos hablando siempre de pieles que proceden de la Capa de Flor):

PIEL PLENA FLOR

Son pieles a las que se les aplica un tratamiento muy ligero y que conservan su aspecto natural. A esta categoría se destinan pieles con muy pocas marcas, lo cual resulta difícil de encontrar en un animal expuesto a insectos, parásitos y rozaduras. Estas pieles proceden, generalmente, de animales que han recibido en vida un trato delicado. Obviamente todo este proceso se refleja en el precio. Estas pieles son las de mayor naturalidad puesto que conservan todo el grano y poro de la piel del animal y se les aplica un menor tratamiento en el proceso de curtido, en contrapartida, al ser tan naturales conservan todos los defectos naturales causados por el proceso vital del animal, y son pieles muy delicadas. No se utiliza mucho en tapicería debido a que encarece enormemente el mueble, primero por el coste del material y segundo porque el consumo de pieles aumenta debido al efecto de salvar defectos naturales de la piel.

PIEL FLOR

Son las pieles que están un escalón por debajo de la piel plena flor. Dependiendo de la cantidad de marcas que tenga el animal llevarán un tratamiento más agresivo o menos. Esto es algo lógico, las pieles con muchas cicatrices, picaduras y marcas en general, precisarán de un proceso de lijado más fuerte para igualar la textura y eliminar las imperfecciones, así como una estampación más densa que disimule mejor los fallos. Si se lijan más, significa que nos comemos más espesor de la piel, de ahí que las pieles rectificadas empleadas normalmente en tapicería sean más finas.

Como hemos comentado antes, a mayor tratamiento, menor naturalidad (entendiendo como naturalidad las cualidades de resistencia, suavidad, flexibilidad y transpiración). Cuando la piel lleva muchos fallos y es necesario someterla a un fuerte tratamiento para igualarla se dice que es del tipo “Piel Flor Rectificada”. En realidad esta denominación no es del todo correcta, ya que todas las pieles flor son rectificadas en mayor o menor medida, sin embargo se ha extendido el uso de la palabra RECTIFICADA para definir a aquellas pieles que llevan un tratamiento de lijado y estampación más agresivo (esto parece una tontería, pero es una fuente de confusión para muchísimas personas). La piel flor es la piel más utilizada en tapicería, y en concreto la piel flor espesorada, por su buena relación entre durabilidad, calidad y precio.

negronegro

 

En SOFFING utilizamos dos tipos de piel flor para nuestros sofás, la Piel Flor Rectificada y la Piel Flor Espesorada. Puedes saber más sobre estos dos tipos de piel en este otro artículo: ¿Piel Flor Rectificada o Espesorada?

Si lo deseas puedes solicitarnos un PACK DE MUESTRAS GRATUITO y lo recibirás en casa en un par de días.

Veamos ahora otros subproductos de la piel que también se utilizan en tapicería:

SERRAJE

Es un subproducto de la piel que se obtiene de la capa reticular de la piel. Está formado por fibras menos compactas, por lo que ofrece una resistencia un tanto inferior a cualquier piel auténtica. Para mejorar la resistencia del serraje se aplica un tratamiento superficial a base de produtos sintéticos. Por norma general, en la tapicería se utiliza serraje para las zonas que menos desgaste tienen, como pueden serlo la parte trasera, la base o los laterales de los brazos, y la piel auténtica de una calidad superior (piel plena flor, piel flor o piel flor rectificada) para las almohadas de asiento, respaldo y brazos, que son las que están en contacto directo con la persona que se sienta. En Soffing apostamos por esta práctica, ya que es una buena opción para tener un sofá 100% de piel sin pagar más de la cuenta. No olvidemos que, aunque el serraje es un producto de la parte inferior de la piel, conserva la resistencia, belleza y tacto que sólo ofrece la piel.

ECOPIEL

Producto fabricado con un 25 % de restos de piel mezclados, triturados y ligados con latex y/o algodón. A la vista y al tacto el acabado es muy similar a la piel, sin embargo la resistencia a la luz y al desgaste es muy inferior. Se utilizan en tapicería porque abarantan enormemente el precio y aparentan piel, pero sólo aparentan…

POLIPIEL O PIEL SINTÉTICA

Producto 100 % sintético que estéticamente aparenta piel pero que no ofrece ni de lejos propiedades similares a la piel. Su uso se ha extendido enormemente debido a lo económico que resulta tapizar un sofá con este material. Desde el punto de vista estético, el acabado es muy similar a la piel, pero desde el punto de vista práctico este material ofrece una baja resistencia al uso lo que provoca que se desgarre con facilidad. En Soffing recomendamos utilizar este material cuando queremos combinar en nuestro sofá la base en piel y las almohadas en tela, pues estéticamente obtenemos el mismo resultado tapizando la base en piel sintética y el precio es muy inferior. Por lo tanto, este material es adecuado para tapizar las zonas del sofá que no están en contacto con la persona que se sienta (base, contra y base de brazo), pero no es recomendable utilizarlo  en zonas expuestas al roce como pueden serlo los asientos, respaldos, cabezales o almohadas de brazo.

Últimamente se ha puesto de moda combinar piel y piel sintética para que el sofá parezca que está totalmente tapizado en piel. En Soffing no nos gusta está práctica ya que, a pesar de que inicialmente el tono de color de la piel y de la piel sintética es idéntico, cada material se comporta de forma distinta, de manera que al poco tiempo pueden aparecer diferentes tonalidades y desgastes entre partes tapizadas en piel y partes tapizadas en piel sintética. Por otro lado, combinar la piel sintética con piel auténtica resta, sin duda, calidad a la pieza y hace que nuestro sofá deje de ser un sofá tapizado 100% en piel genuina. Por lo tanto, no recomendamos combinar la piel con la piel sintética.

Como resumen, os dejamos un sencillo gráfico donde se refleja la relación calidad-precio de los distintos tipos de piel de los que hemos hablado en una escala de 0 a 10.

Con esto esperamos haberte ayudado a que conozcas mejor cuáles son las diferentes posibilidades que existen a la hora de elegir un sofá en piel. Si todavía tienes dudas y quieres información más detallada puedes ponerte en acto con nosotros a través del teléfono 96 534 68 24 o en el correo info@soffing.com, estaremos encantados de atenderte. En Soffing dispones de una amplia variedad de sofás disponibles en una gran cantidad de tapizados y colores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*